viernes, 25 de abril de 2008

Siete maneras inesperadas de abrir el juego estratégico


Vuelvo a mis comentarios regulares de los artículos de la HBR. Es la única revista que sigo leyendo realmente, ya que el resto solo las hojeo. Que cuesta hacerse tiempo para leer más! En fin, la edición de marzo de 2008 trae un par de artículos que quiero destacar y, en este post es el turno del artículo de Kaihan Krippendorff, quien postula que al igual que los jugadores de ajedrez, los ejecutivos deben utilizar aperturas inesperadas -y a veces incluso ilógicas- en los juegos estratégicos que emprenden. Veamos...

Todos los juegos estratégicos se componen de tres fases, apertura, juego medio y cierre, cada una de las cuales requiere un enfoque radicalmente distinto de resolución de problemas. En los negocios, sin embargo, los estrategas persistentemente se aferran a los métodos lógicos sin importar la fase del juego en que se encuentren. La lógica, claramente, es el enfoque dominante en las fases finales de la competencia, ya que a medida que se reducen las opciones, disminuye la incertidumbre y existe un conjunto de reglas comúnmente aceptadas.

Pero en entornos más innovadores e inestables la lógica suele no ser el camino más adecuado. En las etapas iniciales del juego, los estrategas a menudo deben lidiar con más resultados posibles de los que la lógica puede manejar.

Dado esto, para tener éxito en las etapas iniciales del juego, los ejecutivos deben adoptar un enfoque de "libro de jugadas", que consiste básicamente en:

1. Abandone la lógica.
2. Busque "movidas" más que razones.
3. Visualice sus jugadas.
4. No deje de engrosar su repertorio.

Sobre la base de sus estudios, el autor propone siete aperturas que considera las más importantes para aquellos ejecutivos que buscan llevar sus empresas hacia prolongados periodos de competitividad:

1. Aliarse con un socio de fuera de su mercado.
2. Moverse tempranamente al próximo campo de batalla.
3. Bloquear los recursos.
4. Atacar desde dos frentes.
5. Introducir una nueva pieza en el tablero de juego.
6. Coordinar a los no coordinados.
7. Adoptar lo que otros abandonaron.

No hay comentarios.: